martes, 7 de septiembre de 2021

Europa logra su séptima victoria en la Solheim Cup (15-13) ante EEUU

 


Foto: Solheim Cup

El combinado europeo defenderá su corona en la Solheim Cup 2023 de Finca Cortesín tras ganar por séptima vez el torneo en el campo de Inverness Club, en la localidad de Toledo del norteamericano estado de Ohio. Europa se ha impuesto por 15-13 al término de la tercera jornada, resuelta con reparto de puntos para ambos conjuntos (6-6).

Consulta de resultados

Tocaba sufrir y se sufrió, como no podía ser de otra forma. El 9-7 con el que comenzó la jornada definitiva, la de los doce individuales, hacía prever un día de nervios en el que las jugadoras de Catriona Matthew tendrían que evitar especular con el marcador; la mejor forma de defender el resultado es atacando.

Las veinticuatro golfistas salieron a por cada punto con el cuchillo entre los dientes. Entre ellas, Carlota Ciganda, que con esta ya suma tres victorias en cinco apariciones en la Solheim Cup. Este lunes le tocaba defender su punto ante Brittany Altomare, que desbarató la misión de la española en el tramo final del duelo.

La estadounidense, por detrás hasta el hoyo 13, se llevó el punto en el hoyo 17 para encabezar una reacción desesperada de su equipo, pero ya era tarde, ya que poco después Matilda Castren metía un putt en el 18 para derrotar a Lizette Salas y, de paso, subir el punto número 14 al casillero del combinado europeo, que de esta forma se aseguraba la retención del título.

Para redondear la tarde, noche cerrada ya en Europa, la danesa Emily Pedersen cerraba el decimoquinto punto con todas sus compañeras a borde de green aguardando para comenzar una fiesta más que merecida. No en vano es la segunda victoria en suelo estadounidense tras la obtenida en Colorado en 2013.

Los análisis postreros de la competición reflejarán el rol importante de Carlota Ciganda, que ha sumado un punto y que ya ejerce de toda una veterana referente para las nuevas generaciones, y la indispensable aportación de jugadoras como la irlandesa Leona Maguire, un magnífico soplo de aire fresco para la Solheim.

Europa, siempre en cabeza

El equipo europeo, al que la española Carlota Ciganda calificó en rueda de prensa como el mejor de la historia a pocas horas del comienzo de la competición, exhibió sus amplias credenciales ya en la ronda inaugural. Tres puntos de ventaja constituyeron el apreciado y apreciable trofeo tras una primera jornada en la que las pupilas de Catriona Matthew rindieron a un elevadísimo nivel, desarbolando por momentos la resistencia de un equipo americano al que le costó encontrar las herramientas para minimizar el impacto del empuje europeo.

El vendaval de Europa se hizo especialmente patente durante la celebración de los foursomes con los que se inició la competición, saldados por un contundente parcial de 0,5-3,5 que generó todo tipo de temores en el cuadro estadounidense.

Obligadas a reaccionar, las estadounidenses ofrecieron una mejor cara en los fourballs posteriores, una fase de la competición que consiguieron saldar con empate a dos puntos para situar el marcador de la primera jornada en un inquietante pero no demoledor 2,5-5.5 para las europeas.

Carlota Ciganda no se estrenó por decisión de la capitana hasta los fourballs vespertinos de esa primera manga. La navarra compartió partido con la alemana Sophia Popov para enfrentarse a las norteamericanas Jennifer Kupcho y Lizette Salas. El duelo, tremendamente igualado a lo largo de todo su desarrollo, se movió entre el empate y un hoyo de ventaja para las estadounidenses durante los 18 hoyos. Cuatro birdies, dos bogeys y doce pares constituyeron la aportación de Carlota Ciganda a un partido extremo, de esos que explican y justifican la celebración de una Solheim Cup, decantado del lado USA en el último hoyo gracias a un oportunísimo birdie de Lizette Salas.

También la segunda jornada concluyó con marcador favorable a Europa (9-7). Y tampoco en esta segunda fecha Carlota Ciganda actuó en los foursomes de la mañana, que se saldaron con un parcial de 3-1 favorable a un cuadro norteamericano guiado por el numeroso público que se acercó a Inverness. El punto logrado por Daniella Kang y Austin Ernst en el hoyo 18 resultó determinante para que las anfitrionas se fueran al breve receso con una amplia sonrisa en los labios.

Sin embargo, los fourballs devolvieron el color europeo al torneo (2,5-1,5). En esta ocasión Carlota Ciganda no sólo participó, sino que además fue clave en el triunfo logrado en compañía de la danesa Nanna Koerstz Madsen en el hoyo 18 ante Jessica Korda y Megan Khang. Ese punto fue decisivo para dejar en ventaja al combinado europeo en la víspera de una jornada definitiva en la que la fiesta ha sido para las visitantes.

Palmarés de la competición

Diez victorias para el conjunto norteamericano, siete para el europeo -cuatro de ellas en las seis últimas ediciones-, constituye el palmarés de la competición hasta el momento, con mención especial para la victoria de Europa en 2019 tras protagonizar una épica reacción en la última jornada en el campo escocés de Gleneagles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor automático