sábado, 9 de octubre de 2021

Rafael Cabrera-Bello llama a la puerta de la victoria en el ACCIONA Open de España presented by Madrid

 

      


ACCIONA OPEN DE ESPAÑA PRESENTED BY MADRID 2021

Resultados tercera jornada

Horarios de salida

Web oficial del torneo

  

Acceso compra de entradas

 

Con una solidez encomiable, con una capacidad para generar birdies impresionante, Rafael Cabrera-Bello se ha encaramado a la parte más alta de la tabla para llamar con fuerza a la victoria en el ACCIONA Open de España presented by Madrid.

 

Referente del golf español por méritos propios, el jugador canario tiene la oportunidad de completar un currículo solo apto para los mejores, campeón de España amateur desde benjamín a junior, serio aspirante a un Open de España que culminaría muchos de sus sueños.

 

De menos a más, siendo el menos una actuación más que notable de 67 golpes que ha dado paso a otras dos sobresalientes de 65 y 64, la solvente progresión de Rafael Cabrera-Bello se puso de manifiesto con su segunda vuelta sin errores, endulzada en este caso mediante 7 birdies que le convirtieron en inalcanzable para el resto de sus rivales.

 

El canario fue una combinación de seguridad, aplomo y acierto desde el principio hasta el final de la jornada, adquiriendo una ventaja de dos golpes sobre el barcelonés Adri Arnaus y el francés Julien Guerrier que no es definitiva, pero sí apreciable de cara a los últimos 18 hoyos.

 

Rafael Cabrera-Bello, segundo en la última edición de 2019, puso de manifiesto que se mueve como pez en el agua en el CC Villa de Madrid, un recorrido al que le sacó de nuevo buen provecho. Tremendamente inspirado, el canario arañó de forma machacona golpes al campo para encaramarse en lo más alto de la clasificación. Cuatro birdies en la primera vuelta, otros tres en la segunda, ajeno a los errores, su relación con la perfección contó con el premio del liderato al final de la jornada.

 

“Ha sido mi mejor día, en un campo que me encanta, un día que no voy a olvidar por el apoyo del público, que me ha puesto la piel de gallina en todos los hoyos”, declaró con satisfacción tras erigirse en nuevo líder.

 

A ese punto, de manera momentánea en un punto de la jornada, llegó asimismo Adri Arnaus, cuarto en la edición de 2019 y, como Rafael Cabrera-Bello, con muy buenas opciones de mejorar prestaciones en la presente cita. El golfista catalán completó una vuelta destacada donde los aciertos superaron con creces su único error del día, en el hoyo 12, un balance muy positivo que se suma al trabajo realizado en las dos jornadas previas y que le incluye dentro del grupo de serios aspirantes al triunfo.

 

De la parte más alta de la tabla se desligó sin embargo un Jon Rahm que no experimentó su mejor día. El vasco lanzó la bola a la izquierda en su primer golpe de la jornada, una acción que no tuvo consecuencias posteriores en un hoyo saldado con el par pero que resultó en cualquier caso premonitoria.

 

La ansiedad y la ganas de hacerlo bien afloraron desde primera hora en su juego, una rémora que se mantuvo durante más tiempo del debido y que le impidió seguir el ritmo frenético de aciertos de sus principales rivales en la lucha por el título.

 

El número 1 del ranking mundial, centro de atención omnipresente de todos, erró en el hoyo 3 y, sobre todo, en el hoyo 5, donde la bola iba y venía de un lado al otro de la calle antes de encontrar acomodo en el agujero.

 

Un bogey y un doble bogey fue la dura consecuencia de su juego dubitativo, que encontró momentáneo respiro gracias a los aciertos en los hoyos 7 y 9 antes de adentrarse de nuevo en el lado oscuro, con nuevos errores, encima consecutivos, en el 11 y en el 12, que minaron su confianza y moral. Sólo su buen oficio le permitió arreglar una vuelta que iba camino del caos mediante dos birdies que le mantienen dentro del Top 10.

 

Seis golpes le separan ahora de la parte más alta de la cabeza en su lucha por conseguir el tercer título consecutivo en un Open de España.

 

ALREDEDOR DEL OPEN

Rafael Cabrera-Bello, cada más seguro

Llegó Rafael Cabrera a Madrid contrariado por su gris temporada en Estados Unidos y puede irse como campeón de uno de los torneos grandes del Tour. “Vine con muchas dudas, pero estos dos últimos días me estoy sintiendo cada vez más seguro. Le estoy pegando muy bien a la bola. Hoy sólo he tenido una opción de bogey que he salvado con un buen par, en el resto de hoyos he tirado para birdie”, decía.

Tener en Madrid a su familia -están con él su padre, su tío y su hermana Emma, también profesional- está haciendo de esta una semana redonda para el golfista insular, que asegura no tener sensación de revancha por el segundo puesto de 2019. “Siento que para mí fue una gran semana, solo que Jon jugó como el gran campeón que es y ganó”, aseguraba.

 

La relación de Rafael Cabrera-Bello con el Open de España

La relación del golfista canario con el Open de España se remonta al año 2002, cuando, aún amateur, concluyó en una sensacional cuarta plaza en la edición que ganó Sergio García en el recorrido grancanario de El Cortijo. En aquel entonces invitado especial, Rafa Cabrera Bello completó una actuación sobresaliente, plasmación entonces de una prolífica etapa de su vida deportiva en la que acumuló todos los títulos en los Campeonatos de España de categoría benjamín a junior.

“El Open de España es sin duda la mayor victoria con la que puedes soñar desde que eres pequeño para un español. Este torneo es realmente excitante, para todos los golfistas españoles es nuestro quinto Major”, declaró en 2018 poco antes de participar en el Centro Nacional de Golf, donde compartiendo partido con Jon Rahm fue seguido por centenares de aficionados en una competición donde fue sexto en la edición de 2009 y undécimo en 2011, en el PGA Catalunya y el RCG El Prat, respectivamente.

Un año más tarde, en octubre de 2019, se produjo su mejor actuación en un Open de España cuando acompañó en el podio a Jon Rahm desde la segunda plaza tras protagonizar un torneo muy sólido que asimismo atrajo la atención de una auténtica legión de aficionados que acudieron al Club de Campo Villa de Madrid, un espectáculo deportivo que se reproduce en la actualidad.

 

“Todo lo que podía salir mal, ha salido mal”

Así explicaba Jon Rahm su primera ronda sobre par en un Open de España, si bien incidía en que podía darse con un canto en los dientes: “tengo que estar contento, porque con algunos swings que he hecho la cosa podía haber sido peor”, se sinceraba. Una vez atendidos los muchos medios de comunicación que le esperaban al término de la ronda, el vasco puso rumbo a la cancha de prácticas para hacer algunos ajustes.

Por su parte, Adri Arnaus, uno de los grandes triunfadores de la jornada, se mostraba “satisfecho por la vuelta” y con ganas de afrontar este domingo la que puede ser su primera victoria en el European Tour. “Para muchos golfistas, ganar el Abierto de nuestro país es como ganar el ‘quinto major’”, aseguraba.   

 

David Puig y su “sesenta y pocas”

Una de las sensaciones de la semana en el Club de Campo Villa de Madrid está siendo, sin duda, David Puig, golfista amateur de los Equipos Nacionales que está completando una semana extraordinaria. Con -9 al total, se codea con la clase alta del torneo, y cuidado, que ha podido ser aún mejor, ya que dos bogeys en los últimos hoyos han estropeado mínimamente su vuelta.

“Estoy jugando bien desde el tee, sin coger muchas calles pero dejándolas bien colocadas. Esta semana me está sirviendo de aprendizaje; sabía que mi golf estaba bien, pero es bueno testarlo con los profesionales y saber cómo se preparan los campos en el Tour. Este domingo, puestos a soñar, me gustaría despedirme con sesenta y pocas”, explicaba en casa club el siempre tranquilo David Puig.

 

Gran salto en la clasificación de Otaegui y Quirós

El ‘moving day’ ha sido altamente satisfactorio para Rafael Cabrera y Adri Arnaus, que en la cuarta jornada jugarán por el triunfo, pero se ha visto a más españoles sonrientes en casa club. Mención especial merecen las actuaciones de Adrián Otaegui (-10 al total) y Álvaro Quirós (-9), que han dado un salto importante en la clasificación con sendas vueltas de gran mérito. Muy llamativa ha sido la ronda del Pirata (65, -6), que fue capaz de reponerse a un inicio negro -dos bogeys en los tres primeros hoyos- con un eagle y seis birdies.

Por su parte, el andaluz firmó una tarjeta de 66 golpes (-6) libre de errores. Un dato: sólo ha firmado un bogey en los últimos 47 hoyos. Además, así ha terminado ha terminado de la Armada: Pablo Larrazábal, -10; Santiago Tarrío, -10; David Puig, -9; Jorge Campillo, -8; Jacobo Pastor, -6; Gonzalo Fernández-Castaño, -6; y Sebastián García, -2.

 

El público, de nuevo gran protagonista

Al margen de los jugadores, que están ofreciendo un magnífico espectáculo, hay otro protagonista evidente en la presente edición del Open de España: el público. Más de 10.000 personas acudieron al Club de Campo Villa de Madrid para apoyar a los golfistas españoles y poner de manifiesto la entrega y afición a un deporte que se ha convertido en espectáculo de masas. Especialmente está resultado la pasión con que centenares de personas, en su mayoría niños, esperan en la zona de entrega de tarjetas a que sus ídolos les firmen sus gorras, polos o bolas. Chapeau para Jon Rahm, Rafael Cabrera-Bello y compañía por su completa disposición a esta otra parte tan importante para afianzar la afición a este deporte.

 

APUNTES DE LA HISTORIA DEL OPEN

Diez títulos conseguidos después de disputar un desempate

Miguel Ángel Jiménez ganó el título en 2014 en el primer hoyo de desempate con Richard Green y Thomas Pieters. Aquella fue la décima ocasión en la que el Open de España se decidió en playoff desde 1972.

Antonio Garrido venció a Valentín Barrios en 1972; Eduardo Romero a Severiano Ballesteros en 1991; Mark James a Greg Norman en 1997; Kenneth Ferrie a Peter Hedblom y Peter Lawrie en 2003; Peter Hanson se impuso a Peter Gustafsson en 2005; Niclas Fasth a John Bickerton en 2006; Peter Lawrie a Ignacio Garrido en 2008 y Álvaro Quirós a James Morrison en 2010.

 

Un desempate de récord en El Saler, ¡9 hoyos!

Mención especialísima merece el desempate de 2013, en el hoyo 18 de El Saler, que enfrentó a Raphael Jacquelin, Felipe Aguilar y Maximilian Kieffer. El chileno quedó eliminado tras el tercer hoyo, pero Jacquelin y Kieffer alargaron la batalla hasta que el francés se impuso en el noveno hoyo del play-off, igualando el récord del Circuito Europeo. 

CLASIFICACIÓN (tras la tercera jornada)

1.- Rafael Cabrera-Bello (ESP), 196 (67+65+64)

2.- Adri Arnaus (ESP), 198 (67+64+67)

+.- Julien Guerrier (Fra), 198 (66+66+66)

9.- Jon Rahm (ESP), 202 (63+67+72)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor automático

El inglés Matt Fitzpatrick se lleva el Estrella Damn N.A. Andalucía Masters 2021

     Con una tarjeta de 69 golpes, hoy domingo, y tras ocupar el segundo puesto durante buena parte de la jornada, el británico Matt Fitzpat...