jueves, 29 de julio de 2021

Esperanzador comienzo del golf español en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021

 

 


KASUMIGASEKI COUNTRY CLUB

Hoyo a hoyo y video del campo

 

El golf español, de la mano de Adri Arnaus y Jorge Campillo, ha protagonizado un arranque esperanzador en el torneo olímpico masculino que se celebra en el recorrido nipón de Kasumigaseki CC.

 

Con rondas de 68 y 70 golpes, los españoles figuran en los puestos 12 y 31 al término de una primera jornada en la que figuras del prestigio de Collin Morikawa o Rory McIlroy han firmado sendos 69, poniendo de manifiesto la tensa incertidumbre que va a deparar este torneo olímpico, dominado por el momento por el austriaco Sepp Straka, que con 63 fue capaz de rebajar en 8 golpes el par del campo.

 

Adri Arnaus rubricó por su parte una buena vuelta de 68 golpes, 3 bajo par, que le sitúa en el citado duodécimo puesto, a cinco de un inspiradísimo Sepp Straka que demostró, con ocho birdies y ningún bogey, que se pueden hacer pocas en el recorrido nipón.

 

El jugador catalán fue el más madrugador de la representación española y tras debutar en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 reconoció haber tenido “una sensación diferente a cualquier otro torneo en el momento de salir del tee del 1. Ha sido muy emocionante. Casi me sentía como Usain Bolt. Es un sueño hecho realidad”.

 

Adri Arnaus logró su primer birdie en el hoyo 5, al que siguió otro en el hoyo 8. Tras unos primeros nueve hoyos muy sólidos, el primer bogey llegó en el hoyo 10, pero este error no descentró al jugador barcelonés, que consiguió tres birdies más en los hoyos 13, 15 y 17. Lástima, por muy inoportuno, del bogey del hoyo 18, que dejó su primera vuelta en 68 golpes.

 

“Hemos jugado muy buen golf, muy ordenados de principio a fin. Este es un campo que te reta continuamente y hemos estado muy sólidos, con muchas opciones, de las cuales hemos convertido unas cuantas, así que el balance es muy positivo”, declaró el golfista español tras su partido.

 

Jorge Campillo, -1 en su primera vuelta en Japón

 

Poniendo las cosas en su contexto, también hay que destacar la actuación de Jorge Campillo, ya que el jugador extremeño llegó el día antes por la noche a Japón, no pudo entrenar en el escenario del torneo olímpico, el Kasumigaseki Country Club, y, por supuesto, tampoco ha tenido tiempo de recuperarse del “jet lag”.

 

A pesar de todos esos condicionantes adversos, Jorge Campillo empezó con fuerza su debut en Tokio 2020, logrando un birdie en el primer hoyo. Tras ese primer acierto llegó un bogey en el hoyo 4, secuencia que repetiría en los hoyos 6 y 9 para mantenerse al par del campo.

 

Tras un inoportuno parón por la lluvia que nunca suele beneficiar a los jugadores, el golfista español recuperó la senda de los birdies en el hoyo 11 y se puso con -1, resultado que mantendría hasta el final de la jornada para firmar una tarjeta de 70 golpes y ocupar el puesto trigésimo primero.

 

A la conclusión de su partido, que cerró la primera jornada, Jorge Campillo resumió así su juego: “En el tee del 1 me he encontrado muy bien y en general he jugado muy ordenado. Bien desde el tee, con los hierros un poco más impreciso y con el putt, unas de cal y otras de arena, con buenas sensaciones aunque he fallado un par de putts cortos para birdie que hubieran mejorado mi vuelta”.

 

Mañana, segunda jornada del torneo masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con los 57 golfistas en liza y en el que, recordemos, no se establecerá corte.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor automático